masGNULinux Podcasts y más
Distros

JingOS no empieza con buen pie

Hace tiempo me descargué una imagen de JingOS y tuve que dejarla por lo verde que estaba. Ha pasado un tiempo considerable y he querido echarle un nuevo vistazo.
La versión 9.0 es una relativa mejora, pero sigo pensando que el número de la versión es demasiado optimista si quiere llegar al 1.0. Desde el punto de vista de la experiencia general del usuario, en mi opinión aún es muy pronto. De todos modos, echemos un vistazo.
La ISO es una descarga bastante grande de 2,9 GB. La probé en un entorno virtualizado. Ya no estoy tan loco como para probar cosas así en mi disco duro.
El sistema arranca con una bonita pantalla de bienvenida. Una vez hecho esto tenemos que iniciar sesión con la contraseña predefinida: 123456. Esto se puede cambiar posteriormente en la configuración del sistema. Por el momento las contraseñas están limitadas a pines de seis dígitos solamente. Esto nos da una pista que adivinarás un poco más adelante.
Una vez que estamos dentro, somos recibidos con un diálogo de conexión WiFi seguido de un texto legal donde necesitamos aceptar sus términos para usar el sistema. Me temía un EULA, pero no lo es. Las distros chinas parecen hacer siempre esto, al igual que deepin.
Top mostraba unos 600 MB de RAM usados y poco más de 150 de tareas activas. Bastante aceptable y en línea con el entorno subyacente.

¿Sorpresa? Nos encontramos con el entorno Cutefish. Se nos viene una pregunta al aire, ¿era antes el huevo o la gallina? Por defecto tenemos una pantalla de aplicaciones con un dock de favoritos en la parte inferior. Desde la parte superior derecha podemos desplegar los ajustes rápidos y desde la parte superior izquierda, las notificaciones. Los ajustes no son totalmente funcionales todavía. Por ejemplo, el cierre de sesión/apagado aún no funciona.
Al deslizar hacia arriba desde la parte inferior nos da una visión general de multitarea con todas las aplicaciones minimizadas. También podemos deslizarnos lateralmente entre las aplicaciones supuestamente usando tres dedos. Desde aquí también podemos cerrar las aplicaciones no deseadas lanzando hacia arriba. Es bastante suave, sin embargo, faltaría probarlo en un dispositivo móvil y táctil. No hay ninguna indicación de las aplicaciones abiertas en ese momento, salvo al entrar en la vista multitarea. Estaría bien ver las aplicaciones abiertas en el dock. Las aplicaciones se ejecutan en modo de pantalla completa, como es habitual en los sistemas móviles.

La característica más evidente que falta es un teclado en pantalla. Si está no pude encontrarlo y no se menciona en las notas de la versión.
Tomar capturas de pantalla también fue difícil para esta revisión. Una aplicación básica estaba presente por defecto, pero no había función de retardo y no tuve éxito en la instalación de alternativas..
El navegador preinstalado Chromium funcionó bien. Es perfectamente amigable y era bastante sencillo de usar.
El fondo de escritorio parecía no reemplazable en este punto. En general, los ajustes son todavía muy escasos.
JingOS viene con su propio conjunto de aplicaciones: En su mayoría son bastante simples pero amigables con la tableta: Calendario, Archivos, Fotos, Calculadora, Reloj, Reproductor de Medios, Memo de Voz, además de toda la suite ofimática de WPS. JingOs también tiene su propio centro de software. La instalación de aplicaciones de estilo de escritorio, sin embargo, no se ve muy bien o podría comportarse de forma extraña con esta configuración.

Bueno, no hacen falta más pistas. JingOS en un sistema operativo para dispositivos móviles, no para PC de escritorio y es evidente en las capturas de pantalla que la resolución obliga a trabajar en una casita de perro.

Me ha sido prácticamente imposible trabajar con JingOS por su diseño móvil y táctil. El foco del puntero más o menos funciona, pero mover ventanas no. Lo más criticable en mi opinión es la inmunda suite WPS. Sinceramente creo que sobran razones para desconfiar de JingOS, no porque sea China, sino porque juega muy sucio. Añade software privativo y para descargar una imagen ISO te pide una dirección de correo electrónico. Mal, muy mal, están vendiendo tus datos. Si aún así quieren echarle un vistazo, descargar de aquí y no ingresen vuestra dirección email.

Se me olvidaba añadir que la instalación es a cargo de Calamares, pero la va a instalar… esa.

Entradas relacionadas

Garuda: El Archlinux fluorescente

masgnulinux

Pureza para exigentes

masgnulinux

Distribuciones GNU/Linux originales y nada amigables

masgnulinux
Avatar
Avatar
Avatar
Avatar
4 Comment
Avatar
La Patata Enmascarada 15 de noviembre de 2021
| |
Ya el hecho de que para descargar la iso pida un correo, es motivo más que suficiente para desconfiar. Luego que lleve tal, o cual, es casi lo de menos. Si intenta invadir tu privacidad desde antes de que la instales, apañado vas.
Avatar
Manuel Jose 15 de noviembre de 2021
| |
Por lo que he podido leer por ahí la suite WPS es como un estándar en China, como el Office pero chino, y que se utiliza mucho en la administración china.
Avatar
Alejandro 15 de noviembre de 2021
| |
Siempre se puede usar guerrilla mail. En la versión china de WPS te obligan a usar el login de Wechat o de otro medio chino que está conectado con el DNI o el teléfono. En China es una batalla perdida.